Cecilia Hidalgo Tapia

Opciones de Texto

cecilia-hidalgo2

Premio Nacional de Ciencias año 2006

Area Ciencias y Tecnología : Bioquímica

Incansable investigadora del calcio

Premio Nacional de Ciencias 2006 por su descubrimiento de aspectos moduladores del calcio para entender el Alzheimer y el Parkinson.

“Sin calcio no habría latidos del corazón ni comunicación entre las neuronas”, dice esta bióloga molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y primera doctora de ese plantel, distinguida con el premio “Amanda Labarca”.

Bióloga molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y primera doctora de este plantel. Premio “Amanda Labarca” e “investigadora del calcio”. Este elemento, además de participar en la formación de los huesos, es mensajero de la vida, lo que depende de su concentración. Sin calcio no habría latidos del corazón ni comunicación entre las neuronas. Descubrió aspectos moduladores del calcio para entender el Alzheimer y el Parkinson. También el rol que cumple en el balance oxidativo de las células que, exagerado, las daña. Miembro del Consejo de la Unión Internacional de Ciencias Fisiológicas.

Al iniciar una investigación, se experimenta la misma sensación que tienen un escritor o un pintor al encontrarse frente a una página o a una tela en blanco. Hay que buscar la inspiración para iniciar la obra ya sea científica, literaria o artística cuyo objetivo conocemos, pero que nos toma un trabajo enorme darle la forma que buscamos”.

Inevitablemente, hay un momento en que se origina una especie de chispazo, que produce esa extraña sensación interior de haber encontrado el inicio de un camino que se abre de forma incipiente ante nosotros, pero que nos invita a recorrerlo y, apenas ponemos un pie en él, sentimos la sensación que, al final, está el éxito de lo que buscamos. Bien sabe de esto la Doctora Hidalgo que, además de ser un orgullo para Chile como científica, es también una avezada pintora. Ella ha sabido combinar con éxito, la ciencia y el arte.

La Doctora Hidalgo ha sido pionera en varias de las actividades de su vida. Ingresó a la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile a la carrera de Bioquímica cuando llevaba dos años de existencia. Inmediatamente después de titularse, el año 1965, inició los estudios de Doctorado en Ciencias y, luego de cuatro años, fue la primera mujer chilena en recibir el Premio Nacional de Ciencia Naturales otorgado el año 2006.

Esta sucesión de éxitos no es fruto del azar. Desde muy pequeña trataba de hacer experimentos en su casa mezclando todo tipo de polvos y líquidos. Por lo mismo, una vez que egresó del Liceo 5 de Niñas, como la mejor alumna de ese año no dudó, como ya se ha dicho, en ingresar a la carrera de Bioquímica. Tras obtener su doctorado se trasladó a Estados Unidos para post doctorarse trabajando en el Laboratorio de Neuroquímica del National Institute of Health of Bethesda, en Maryland, USA. En 1972 regresó a Chile con su familia. Pese a la precariedad de los medios existentes en esa época prosiguió sus trabajos para luego, en 1974, regresar a Estados Unidos. Ingresó al Departamento de Investigación Muscular del Boston Biomedical Research Institute donde se desempeñó como Staff Scientist. Permaneció en ese país por espacio de diez años haciendo avances notables en su trabajo investigativo. El año 1992 fue merecedora de la beca de la Fundación Guggenheim.

Se ha destacado como una incansable investigadora del calcio y de su importancia no sólo en la formación de los huesos sino que, también, en la existencia de la vida, ya que sin este elemento el corazón no podría latir ni tampoco existiría comunicación entre las neuronas. Este elemento, de importancia tan vital, debe encontrarse en el organismo en la cantidad adecuada, pues su exceso puede producirle daño, aspecto que también investiga la Doctora Hidalgo. Su contribución ha permitido entender más las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson.

La Doctora Hidalgo preside el Centro Fondap de Estudios Moleculares de la Célula, efectuando trabajos que pretender conocer la función de las células nerviosas, la acción de las hormonas, la fisiología del músculo cardíaco, la muerte de las células y el cáncer.

Ha publicado más de 70 trabajos en revistas de gran prestigio científico internacional y participa, de forma activa, en varios directorios de sociedades científicas. Es Miembro de la Academia Chilena de Ciencias y también de la Academia de Ciencias de América Latinas. Preside el Comité de Educación de la Unión Internacional de Bioquímica y Biología Molecular y es parte del directorio de la Unión Internacional de Ciencias Fisiológicas. La Universidad de Chile le otorgó la medalla Amanda Labarca por su destacada obra académica.

"Sin calcio no habría latidos del corazón ni comunicación entre las neuronas"