¿Cuál es la relación entre volcanes, terremotos y la tectónica de placas?

Opciones de Texto

La tectónica de placas es la teoría de capa sobre capa, utilizada actualmente por la mayoría de los científicos de las ciencias de la Tierra para describir el movimiento dentro de la capa más externa de la Tierra sólida (también conocida como la litósfera). Placas individuales de diferentes tamaños se mueven sobre la superficie de la Tierra a velocidades variables. Donde la placa se separa, se sobreponen o chocan entre sí, existe actividad tectónica que se manifiesta como terremotos.

El vulcanismo está asociado con dos de los tipos de placa: los márgenes divergentes y convergentes. El primer tipo se manifiesta como largas grietas volcánicas, sobre todo en las cuencas oceánicas (dorsales oceánicas); mientras que el segundo corresponde a  volcanes individuales en la placa los que “ganan” en el proceso de colisión (es decir, queda en la parte superior). Cuando dos placas que contienen corteza continental en sus márgenes chocan, existe poca o ninguna actividad volcánica (como en el Himalaya).

También puede ocurrir vulcanismo en los volcanes de intraplaca. Se cree que estos tienen fuentes a una mayor profundidad en el manto de la Tierra, la que se mantiene en un lugar relativamente fijo con respecto a los límites de las placas que siempre migran. Además pueden ser sísmicamente activos, sobre todo cuando las estructuras volcánicas se construyen rápidamente. La corteza debe responder a la carga extra y alivia el estrés a través de esta actividad tectónica.

Ken Rubin, Profesor Adjunto

Departamento de Geología y Geofísica

Universidad de Hawai