Estudiantes de las regiones del Biobío, Coquimbo, Los Lagos y Metropolitana ganaron la XIV Feria Antártica Escolar

Opciones de Texto

Colaboración fue la palabra clave de la décimo cuarta versión de la Feria Antártica Escolar (FAE) del Instituto Antártico Chileno (INACH). Instancia que contó con el patrocinio del Programa Explora de CONICYT, el apoyo del PAR Explora Magallanes y de la Antártica Chilena, y en la que trece equipos de 25 comunas del país presentaron sus propuestas – en su mayoría – colaborativas de investigación.

Tras la cena de finalización realizada en el Hotel Casino Dreams se dieron a conocer los flamantes ganadores, en Desarrollo Tecnológico se destacó el trabajo realizado por el grupo Las Puyas Marinas, cuyo nombre era: “Las esponjas marinas, nueva fuente de células madres, para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas”, y donde participaron los estudiantes Salma Espinoza, Danthe Villa y la docente Ivi Rodríguez del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de San Carlos, en colaboración con los representantes del Colegio Amazing Grace de La Serena, Romina González, Maximiliano Bernal y su profesora Katherine Tapia.

 “Siempre fue un trabajo colaborativo, originalmente era sobre líquenes, pero luego investigando llegamos al tema de las esponjas hexactinélidas, empezamos a lanzar ideas, podemos curar el tejido neuronal dañado o mira podemos usarlo para el Alzheimer o para el Parkinson que son enfermedades neurodegenerativas, pero ahí fuimos buscando, siempre fue un trabajo conjunto”, mencionó la vocera de este grupo, Romina González, quién se mostró visiblemente emocionada tras ganar el premio de la excursión científica a la Antártica.

“Desde que comenzamos con el proyecto, nunca pensamos llegar tan lejos, cuando llegamos a la cena nos dijimos antes de entrar, que nosotros ya nos sentíamos ganadores porque dimos lo máximo, vimos que a la gente le gustó nuestro trabajo, todo indicaba como que íbamos a ganar, pero si no ganábamos daba lo mismo, nosotros íbamos a aplaudir igual al que ganara. Las cosas se dieron a nuestro favor y fue euforia al máximo. Esta es mi primera vez en la FAE y la ganamos, estoy súper emocionada porque fue una linda experiencia, la verdad es que la gente se portó un 7 con nosotros y lo pudimos disfrutar al máximo”, comentó la joven.  

En Ciencias Naturales, se premió al grupo Impacto Antártico con “Nueva amenaza en el Océano Austral: Estudios de micro plásticos en zooplancton antártico”, trabajo colaborativo de los estudiantes Benjamín Cofré y Matías Stöckle del Colegio San Agustín de Concepción y del Colegio Puerto Varas respectivamente, y que consistía como bien dice su nombre en ver la presencia de micro plásticos en el Territorio Antártico y Océano Austral. A su vez, los estudiantes fueron guiados por sus profesoras Juana Torrejón y Katherine Téllez.

La docente del Colegio Puerto Varas relató a micrófono abierto durante la cena, que participó como estudiante en la quinta versión (año 2008) de este certamen y que fue tan alucinante la experiencia que optó por seguir la carrera de Pedagogía en Biología y traspasar el amor por las Ciencias - y por la Antártica -  a sus estudiantes.

“Yo hace nueve años vine a la V Feria Antártica Escolar como alumna, llegué igual que todos con su bolso lleno de ilusiones a participar, a mostrar el trabajo y bueno la FAE me cambió tanto la vida, que pude elegir una carrera que me acercaba a la Ciencia y desde ese momento tuve el sueño de pisar el Continente Antártico y fue tanto el anhelo que les insistí a mis estudiantes, y bueno ahora ganamos el premio en Ciencias Naturales, y es una alegría que esperaba por mucho tiempo, y bueno es hacer Ciencia, cómo poder llevar este sueño de la Antártica a la vida cotidiana”, destacó.

Y por último, en la categoría Ciencias Sociales se destacó el trabajo “En las costas de la locura: subjetividades, temores e imaginería en las costas antárticas” del equipo compuesto por Iñaki Mendoza, Maximiliano Abarca y el profesor César Becerra del Colegio Raimapu de La Florida y por Alessandra Norero, Pablo Riquelme y su docente Norys Villarroel del Liceo Leonardo Da Vinci de Coquimbo.

“Nuestra investigación llevó por nombre en las Costas de la Locura fue inspirado en una novela sobre como las condiciones adversas de la Antártica pueden afectar emocionalmente a una persona, se nos ocurrió basada en la experiencia de la novela son algunos temores que se han materializado que nos hacen cuestionarnos a nosotros como son realmente las condiciones en un lugar extremo”, explicó el estudiante Iñaki Mendoza.

Sus impresiones tras haber ganado junto a sus compañeros son claras: “Fue impactante la verdad, no sé el resto del grupo, pero yo no lo veía como algo tan cercano, estaba súper inseguro al respecto, pero muy feliz obviamente. Mis compañeros en tanto estaban bastante seguros de que íbamos a ganar”.  

Estos tres equipos viajarán durante el mes de diciembre a la Antártica, donde permanecerán una semana conociendo las instalaciones de la base Julio Escudero, además del trabajo científico que desarrolla INACH.

Premio otorgado por Explora

Asimismo se premió al equipo “La felicidad de las bacterias” del Liceo Antonio Hermida Fabres de Peñalolén con la posibilidad de asistir al Congreso Nacional Escolar de Ciencia y Tecnología del Programa Explora de CONICYT a realizarse en Arica. Galardón que fue entregado por el subdirector del INACH, Edgardo Vega, por el representante de CONICYT, Fabián Santibáñez y por la directora del PAR Explora Magallanes, Margarita Garrido.

Al respecto, la integrante de este grupo, Diana Acevedo comentó: “Nosotros como grupo no lo esperábamos, cuando dijeron el nombre del equipo fue muy emocionante, además fue muy importante el concurso y fue muy llenador, me emociona poder ir a Arica a representar a nuestro colegio y a la comuna en el Congreso Nacional de Explora. Es la primera vez que participamos en la FAE y también estamos superándonos a nosotros mismos y cosechando logros importantes para Peñalolén”.

Su trabajo “Celdas Biológicas y disminución de la emisión de dióxido de carbono” consistió básicamente en “cómo las bacterias se alimentan de desechos biológicos humanos y al hacer esto se produce energía. Se nos ocurrió como vivimos en Santiago allá se nos venía el invierno y nosotros en nuestra casa se utiliza la estufa y cómo la parafina está muy cara, además cómo podríamos crear algo que fuese conveniente y al alcance de la población de nuestra comuna”, explicó.

Positivo Balance de la FAE

La coordinadora de la Feria Antártica Escolar, Paulina Rojas realizó un positivo balance de estas tres jornadas, “Estamos muy satisfechos, muy contentos porque el llamado que hicimos este año a presentar propuestas colaborativas en una fecha muy distinta a la que tradicionalmente se realizan las ferias de Ciencia en Chile tuvo mucho efecto, el llamado fue amplio, recibimos más de 450 postulantes y eso nos tiene muy contentos. Además el desafío que nos impone a nosotros como organización de premiar a estos equipos tan grandes al ser colaborativos, nos obligó a hacer un esfuerzo adicional en la logística de este verano en la Antártica e incluir un equipo extra dado que los puntajes hacían merecedores a más de un equipo de viajar a la Antártica”, expresó.

La jornada culminó con el encendido de una fogata en Avenida Costanera del Estrecho, a un costado del Monumento a la Goleta Ancud.