Charla sobre nanotecnología sorprende a escolares de la Región de Arica

Opciones de Texto

Con una charla sobre la ciencia que estudia las partes más pequeñas que pudiéramos imaginar, partió la versión 2017 de Mil Científicos, Mil Aulas, iniciativa del Programa Explora de CONICYT, en dos establecimientos educacionales de la región.

Había 60 cupos en la convocatoria abierta del Liceo Antonio Varas de la Barra, para asistir a la charla del experto en nanotecnología, el doctor de la Universidad de Chile, Samuel Baltazar. Sin embargo, se inscribieron 80 estudiantes de primero a tercero medio. Como no había posibilidades de ampliar los cupos, 20 jóvenes quedaron pendientes para las próximas presentaciones de científicos adscritos a la actividad denominada Mil Científicos, Mil Aulas, que el Proyecto Asociativo Regional Explora CONICYT de Arica y Parinacota, lleva adelante en la región.

La actividad se repitió en la Escuela Manuel Rodríguez, con estudiantes más pequeños, donde el físico ariqueño Samuel Baltazar, que trabaja para el Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología, mostró los conceptos que rigen la nanotecnología, más allá de las fórmulas matemáticas.

Para empezar explicó qué es un nanómetro. Dijo que es tomar un metro y dividirlo en mil millones de partes iguales. Es difícil imaginar físicamente este material tan ultra pequeño, pero sí se puede dimensionar el efecto que tiene a esa escala, y su influencia en nuestra vida a diario. Con ejemplos, el científico mostró que la nanotecnología no es algo que está en la ciencia ficción, o en las películas, sino que ocurre en la vida actual.

Para Baltazar los profesores juegan un papel relevante en la tarea de transmitir esto. Ellos pueden contarle a sus alumnos, por ejemplo, lo que sucede cuando están considerando escalas pequeñas, les pueden explicar incluso que gracias a la nanotecnología existe la posibilidad de atravesar paredes.

Él, como tantos niños, se preguntó alguna vez sobre estos elementos tan pequeños, cuando estudiaba en la Escuela Rómulo Peña, o cuando iba al Liceo Octavio Palma y  después al North American College. Más tarde ingresó a estudiar física en la Universidad Católica, luego estudió más acerca de materiales avanzados; en México hizo un magíster, y en Alemania un doctorado. Finalmente un postdoctorado en Francia. Su mirada fue siempre hacia estos componentes pequeñitos y cómo podían impactar, por ejemplo, en la electrónica, la medicina y el medio ambiente.

Actualmente en la Universidad de Santiago está desarrollando proyectos de investigación para aplicar nanotecnología en medio ambiente, en particular en procesos de descontaminación de agua.

El científico, con gran parte de su familia en Arica,  quedó encantado con todas las preguntas realizadas por los niños y jóvenes, a tal punto que a veces le costó hasta responder las ingeniosas dudas afloradas.

Aportes

Paola Moraga, profesora, Liceo Antonio Varas de la Barra: “El invitado fue un gran aporte porque acercó una ciencia tan compleja como la nanotecnología, que muchas veces no está al alcance de nuestras manos, o no tenemos los recursos o las palabras precisas para poder explicarla a los alumnos.

Esta actividad de Mil Científicos Mil Aulas es de vital importancia porque así los chicos no ven a los científicos como alguien inalcanzable, y, en segunda instancia, ciertas ciencias que son complejas se muestran en un vocabulario y en una forma de entendimiento precisa para los jóvenes, que siempre están metidos en muchas tecnologías y no se dan cuenta las cosas que utilizan.

Carlos Iriarte, profesor, Liceo Antonio Varas de la Barra: “Los alumnos estuvieron muy atentos, hicieron consultas y se acercaron después de la charla a seguir preguntando al expositor”.

Marianela Fornés, Escuela Manuel Rodríguez: “Mis alumnos me sorprendieron porque son bastante inquietos, pero estuvieron súper atentos. Este es un tema que les da muchas posibilidades, y esa es una de las cosas que me interesa con ellos, que siendo alumnos vulnerables socialmente, las charlas les abren mundos. Eso tenemos que hacer los profesores,mostrarles que más allá hay un universo de posibilidades, y que tiene que ver con el esfuerzo que hagan ellos. Este profesor ariqueño mostró que él pudo. Como profesores podemos hacer que ellos tengan ese bichito de investigar, y me pregunto ¿cuántos de ellos van a llegar a su casa a ver al google para saber más de nanotecnología? A mí me interesó y voy a buscar información y relacionar lo que hemos visto en esta ocasión”.

 

Collage Charla Nanotecnologia