Tecnología al servicio de la discapacidad

Opciones de Texto

Una de cada ocho personas vive una situación de discapacidad en nuestro país, según el primer Estudio Nacional de la Discapacidad en Chile publicado en 2004. La tecnología desarrollada en nuestro país está entregando alternativas cada vez más novedosas para transformarnos en una sociedad más inclusiva.

Hace pocos meses millones de personas presenciaron a través de la televisión una innovación tecnológica que hasta hace poco parecía de película de ciencia ficción. En la inauguración de la Copa Mundial de Fútbol en Brasil, el puntapié inicial lo dio un hombre con paraplejia, usando un exoesqueleto controlado por la mente.

Revista Chile tiene su ciencia. Nº 2. Octubre de 2014

Fueron ocho pasos y una pequeña patada, pero para miles de personas significó que algo que parecía imposible puede convertirse en realidad.

Actualmente la ciencia está haciendo grandes avances en el ámbito de la discapacidad. En Chile hay diversas iniciativas orientadas a facilitar la interacción con las barreras que impiden a las personas en situación de discapacidad desenvolverse con mayor autonomía.

Mapas de navegación a través del tacto y el oído

La industria de los videojuegos revolucionó el mercado de la entretención para niños en los años ochenta y noventa. Aunque se trata de una interfaz mayoritariamente visual, el ingeniero computacional Jaime Sánchez vio un potencial para estimular la cognición de personas ciegas a través de este tipo de juegos. ¿Cómo lo llevó a la práctica? Habilitando el tacto y la audición como herramientas para desplazarse dentro de los videojuegos. Esto permite que una persona ciega sea capaz de “recorrer virtualmente” un lugar simulado en un videojuego, como una plaza o un supermercado, antes de recorrerlo en la realidad. Sánchez, que lleva más de veinte años desarrollando proyectos enfocados en la discapacidad visual, detectó que esta tecnología no solo genera una mejor orientación y movilidad, o el entrenamiento de habilidades concretas, sino que también permite que niños ciegos puedan desarrollar mapas mentales, creando una apertura mayor para construir tipos de cognición que naturalmente se desarrollan a través de la visualidad. Actualmente, Sánchez trabaja en un proyecto conjunto de la Universidad de Harvard y la Universidad de Chile, para identificar qué pasa a nivel de la corteza cerebral cuando se interactúa con interfaces multimodales para desarrollar mapas mentales. “Esto nos ayuda a determinar en qué área de la corteza cerebral está impactando el uso del software, y eso nos permite idear nuevas formas de estimular más ciertas áreas del cerebro para potenciar la cognición de personas con discapacidad visual”, explica Sánchez.

Una alternativa para disminuir la progresión de la esclerosis múltiple

Esta enfermedad autoinmune produce inflamación en distintas áreas del cerebro. La que padece la gran mayoría de los pacientes, conocida como esclerosis recurrente remitente, se trata principalmente con antiinflamatorios. Pero existe una forma con carácter progresivo, que afecta a un porcentaje menor de pacientes (entre el 15 y 20 por ciento), donde hay un componente degenerativo de muerte neuronal, lo que puede derivar en discapacidad motora o cognitiva. Para estos pacientes no hay ningún tratamiento cuya efectividad se haya probado. Actualmente una investigación liderada por la neuróloga de la Universidad Católica, Claudia Cárcamo, y el médico veterinario de la Universidad Austral, Juan Hancke, está tratando de comprobar si el extracto de androgafolio, un componente natural de uso milenario en China e India para tratar la gripe, podría constituir una alternativa para disminuir la progresión de la enfermedad.

Los resultados experimentales con animales son promisorios, ya que efectivamente se comprueba una disminución de la aparición de la enfermedad, pero aún falta realizar las pruebas con humanos, que comenzarán en septiembre, y estarían listas en unos dos o tres años.

“Hay evidencia de efectividad en modelos animales y celulares, así como en otras patologías —sin efectos adversos—, lo que también indica que podría funcionar para la esclerosis múltiple, pero esto es el primer estudio en esta forma de enfermedad, por lo tanto es necesario esperar a los resultados antes de establecer conclusiones”, explica la doctora Claudia Cárcamo.

esclerosis1

En los laboratorios del Instituto de Farmacología y Morfofisiología de la facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral se han realizado las primeras pruebas en animales para determinar la efectividad del extracto de androgafolio para tratar los estados progresivos de la esclerosis.

Softwares de aprendizaje colaborativo para el autismo

El software Palabras Vivas, creado hace nueve años por alumnos de la Universidad Técnica Federico Santa María, apoya el aprendizaje de la lectoescritura en personas con autismo, y a la vez es una poderosa herramienta colaborativa para los educadores diferenciales que lo emplean, ya que permite compartir conceptos y mejorar el uso de la aplicación en cada uso. Concretamente, este software usa la presentación de conceptos que relacionan un texto (palabra completa escrita), con un sonido y una imagen, que ayudan a estimular a niñas y niños en su proceso de aprendizaje por medio de ejercicios, mientras el tutor mide sus avances. Esta plataforma ha evolucionado, diferenciándose de otras aplicaciones por su enfoque social, ya que las sesiones de trabajo para niños pueden compartirse entre diferentes instituciones educacionales.

“Nuestro sueño es entregar un espacio donde educadores diferenciales encuentren una herramienta amigable para apoyar su trabajo en la lectoescritura”, explica uno de los creadores, el ingeniero civil informático Manuel Labra. Este software ya ha sido probado por colegios de educación diferencial especializados en autismo, como los de la Corporación Andalué, y actualmente sus creadores trabajan para llevarlo a otras instituciones.

Prótesis a la medida de cada usuario

Para quienes presentan malformaciones en sus manos o brazos, muchas veces las prótesis necesitan ser precedidas por una amputación. Esta cirugía no solo es costosa, además genera el rechazo de quienes simplemente no quieren perder una parte de su cuerpo para adquirir mayor funcionalidad. Frente a este problema, un grupo de estudiantes del curso de Laboratorio de Diseño y Sistemas de la Universidad Católica, desarrolló una prótesis de bajo costo, especialmente diseñada para las malformaciones de manos y brazos, que se ajusta a las características de cada usuario aprovechando sus características fisionómicas.

esclerosis2La prótesis tuvo un largo proceso reiterativo de prototipos en los que se testearon principios mecánicos, ya que sus creadores no querían trabajar ni con electricidad ni motores, manteniendo el modelo lo más simple posible. “Finalmente se optó por un sistema de poleas que amplifican el movimiento desde la sección que se adosa a la parte móvil del brazo de cada persona, y que cuenta con un extensor”, contó la profesora del curso, Constanza Miranda. “La gracia de la prótesis es que la parte que se adosa a la persona se personaliza, tomando las medidas para el documento construido con una impresora 3d”, agregó. Esta alternativa tiene un costo unas diez veces menor que las prótesis que el mercado chileno ofrece.

Hacia la igualdad de oportunidades

Si bien estos cuatro proyectos tienen distintos grados de avance, y mientras unos llevan décadas de estudios, otros están recién comenzando, las posibilidades de ampliar su cobertura y alcance son enormes, acercando a Chile al importante objetivo de convertirse en una sociedad más inclusiva, que verdaderamente ofrezca igualdad de oportunidades a todos sus ciudadanos.