17
Jue, Ago

Feromonas: señales para oler y saborear

Opciones de Texto

Las glándulas exocrinas (que secretan sustancias al exterior) de estos insectos producen diferentes feromonas que comunican a sus hermanas hormigas información muy específica: cuál es el camino a la comida, cuándo comienza el apareamiento, si hay que defender el nido, hasta dónde se extiende una colonia y quiénes la integran. Incluso existe una feromona funeraria que secreta una hormiga cuando muere, y les indica a sus hermanas que deben llevarla al lugar de los desperdicios.

Las feromonas son transmitidas por el aire o mediante contacto directo. En ambos casos, son percibidas por células receptoras ubicadas en las antenas de estos insectos, que las huelen, si se trata de sustancias volátiles, o las saborean, al tocar a sus pares.

¿Quieres saber +?

La comunicación entre hormigas se produce mediante señales químicas volátiles que perciben con el olfato y sustancias solubles que distinguen con el gusto. Estas sustancias reciben el nombre de feromonas y son almacenadas en glándulas exocrinas especiales. Estas secreciones están constituidas por mezclas de sustancias químicas, por lo tanto, las feromonas son asociaciones de estas sustancias químicas.

Las feromonas transmiten información con características muy elaboradas. Los olores son percibidos por las hormigas mediante células receptoras ubicadas en las antenas. Existen otras feromonas no volátiles que son de contacto, que se utilizan con fines de comunicación entre los individuos de la misma especie.

Tipos de feromonas

a) Feromona de alarma. Se produce en las glándulas mandibulares. Es muy volátil, se dispersa rápidamente alcanzando distancias de 60 a 80 cm para alertar de un peligro. A medida que una obrera percibe esta señal de alarma, produce a su vez la misma feromona y así sucesivamente, con lo que se crea una reacción en cadena. De este modo, toda la colonia puede ser alertada en pocos segundos.

b) Feromona de reclutamiento o forrajeo. Por lo general es producida por glándulas localizadas en el extremo posterior del abdomen. Esta feromona es depositada en el suelo e informa sobre la presencia de alimento, su ubicación y calidad. La exploradora que encuentra comida deja un rastro en su regreso al nido, que es utilizado por sus compañeras para ubicar el alimento.

c) Feromonas territoriales. Representan "cercos" que delimitan la propiedad de la colonia. Las sociedades entre hormigas son complejas, ellas marcan su territorio con olores específicos producidos por la glándula de Dufour.

d) Otras feromonas. Existen también feromonas de reconocimiento de las reinas y de las larvas.

e) Hidrocarburos cuniculares. Sirven de reconocimiento entre obreras del mismo nido. Las hormigas los exudan a través de la quitina y su olor es diferente a los de miembros de otros nidos, ya sean de la misma especie o no.