¿Existen diferentes tipos de células madre? ¿En el futuro, podrían hacer que el cuerpo sea inmune a cualquier tipo de enfermedad?

Opciones de Texto

Existen distintos tipos de “células madre”:

1.- totipotenciales, que generan por sí solas todos los tejidos y órganos de un organismo (el cigoto: que es la célula producto de la unión del espermatozoide y el óvulo).

2.- pluripotenciales, que generan múltiples tejidos complejos pero no un nuevo organismo completo (células de un embrión)

3.- multipotenciales, que generan células de uno o pocos tejidos complejos, por ejemplo, pueden formar la piel pero no el cerebro.

Las “células madre“ son células con características particulares; tienen la capacidad de autorrenovarse, haciendo copias exactas de sí misma por períodos indefinidos y pueden generar células distintas a ellas con funciones específicas (células hijas). Las proyecciones a futuro del uso de los distintos tipos de “células madre” son apasionantemente amplios. Necesitamos más estudios para entender mejor sus mecanismos de diferenciación y llevar de manera segura los descubrimientos de los laboratorios al tratamiento de las enfermedades.

Al día de hoy, sólo un subtipo de multipotenciales, las “células madre” hematopoyéticas, se utilizan en el tratamiento de enfermedades con bases científicas sólidas. Estas células producen los siguientes componentes: glóbulos rojos que llevan el oxígeno, plaquetas que participan de la coagulación y los distintos tipos de glóbulos blancos que forman las defensas de nuestro organismo. Se usan para tratamiento de enfermedades de las defensas, de los glóbulos rojos, algunos cánceres y algunas enfermedades del metabolismo.

La investigación con células totipotenciales y pluripotenciales humanas genera gran controversia, porque se manipulan y muchas veces se destruyen embriones y está prohibido en algunos países.